Un mastín en Rivas Vaciamadrid

Hola, soy Lula y hoy voy a hablar del sitio donde vivo. Se llama Rivas, y a mi macho alfa humano no le gusta un pelo. Dice que es un sitio raro, porque no es el campo ni la ciudad, y ves aviones y águilas sobrevolando al mismo tiempo la autopista y los caminos de tierra. Lo que le fastidia especialmente son los coches, el calor, la mosca negra, la sequedad, la contaminación, la gente, la procesionaria… y así un largo etcétera.
Vale, no son mis amados Pirineos, pero no está mal para una mastín como yo. En primer lugar, tengo el campo nada más salir por el portal y puedo hacer pis a gusto en casi cualquier sitio. Y además, un montón de amigos (no como mi macho alfa, que siempre está más solo que la una) con los que jugar y divertirme.

lula-Rivas-03


Los mostines no somos de tener enemigos (nadie se atreve) ni de caminar mucho si no es estrictamente necesario. Pero aquí, si quiero, puedo andar durante horas por los senderos y perseguir a los conejos y a un zorro marrón que al atardecer suele acercarse a buscar comida. Y los pinos han crecido tanto desde que vivo en Rivas, que ya me dan sombra cuando me paro a descansar.

Luego, después del paseo, vuelvo a mi enorme terraza (para mí solita), me dan de comer y a dormir a pata suelta. ¿Qué más se puede pedir?
Sin embargo, mi macho alfa se queja por todo. Dice que sólo hay tres cosas que le calman: la música y que comamos. ¿La tercera? Pues no lo sé, porque nunca lo dice…
Hay un lugar especial cerca de mi casa, al que llaman mis hermanitos humanos el “árbol de las chuches” porque cada vez que van de paseo y se han portado bien, encuentran misteriosamente entre sus ramas unas cosas dulces muy molestas que se te pegan en los dientes, pero que a ellos les encantan. Es un sitio elevado desde el que se divisa toda esta región: las montañas donde me he bañado tantas veces, la ciudad, las lagunas, el río… Y, sobre todo, el amanecer y el anochecer, sin ningún obstáculo que te impida disfrutar de la vista, ni soñar con aquello que no puede ser.

Desde esta atalaya, una buena mostín como yo tiene controlado todo y a todos a la redonda, y nada se mueve sin que estos ojos marrones e inteligentes lo noten.
Os he puesto unas fotos para que me veáis y apreciéis que sigo siendo las más guapa, je, je…

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Autor entrada: Lula Mastin del Pirineo

3 thoughts on “Un mastín en Rivas Vaciamadrid

    Cocinitas

    (12/09/2017 - 14:20)

    Hola, he estado buscando esto un tiempo y por fin he podido despejar las dudas, gracias

    viagra

    (13/12/2016 - 06:53)

    Sparkle purchase viagra online tablets for still tossed.

    carlosmonedero

    (10/04/2016 - 09:38)

    Lula, eres muy afortunada de vivir donde vives, tienes el campo nada mas salir de casa, desde tu terraza tienes las mejores vistas del parque del sureste, dile a tu macho alfa que no sea tan quejica y que no se puede estar siempre buscando el nirvana, claro que estarías muy bien en tus pirineos, pero piensa en lo que te perderías de aquí, que es mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *