El Porcal, Rivas Vaciamadrid

[et_pb_section admin_label=”section”][et_pb_row admin_label=”row”][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text admin_label=”Texto” background_layout=”light” text_orientation=”left” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]

La primera referencia de El Porcal se contiene en una sentencia dada por Alfonso Díaz de Montalvo famoso licenciado, oidor del rey Juan II y juez inquisidor en Madrid. Encabeza el documento una cédula del monarca que lo comisiona para dos asuntos, uno de los cuales es una cuestión de linderos y propiedades comunales. En las actuaciones del licenciado Montalvo se dicta sentencia y queda claro que El Porcal era entonces una tierra sin labrar, común a los vecinos, pero propiedad de la villa, ya que Madrid se pobló con un término de regular extensión desde Guadarrama hasta el Jarama. Entre los sotos madrileños esta posesión fue rica y apreciada y fue disputada con frecuencia por pleitos entablados por villas cercanas como Arganda, Vaciamadrid o San Martín de la Vega. También litigó la Real Hacienda, los condes de Altamira y paredes, y fue famoso el mantenido entre la Villa de Madrid y el Monasterio del Escorial.

Vista aerea actual de la finca El Porcal
Vista aerea actual de la finca El Porcal

A ello añadimos que tal posesión se encuentra en la ribera del Jarama y soportó crecidas y riadas que variaban con frecuencia su extensión. Las reconstrucciones y ejecución de estacadas para su contención encuentran dificultades y las visitas de inspección perciben que es necesario el arrendamiento de la finca para aumentar su rentabilidad. El ganado pagaba 15 maravedíes por cabeza, el pago se hacía en Vaciamadrid y el que no se suscribía pagaba 100 maravedíes creándose un fondo destinado entre otras cosas al mantenimiento y conservación de la finca.

A partir del siglo XVI son frecuentes los documentos legales referidos a El Soto de El Porcal. De 1525 data una información hecha ante el licenciado Espinosa sobre el acotamiento de la dehesa; en 1534, una célula de su majestad sobre guarda y conversación de la caza y leña, 5 años más tarde un arrendamiento y, por último, en 1623 el marqués de Denia se dirige por carta a Madrid solicitando la venta de la dehesa y el soto de El Porcal.

Colindante a esta finca está el Rincón de los ciervos que, aunque ocupada violentamente por vecinos del Soto de Pajares, se uniría a El Porcal y compartiría la misma jurisdicción, tras su acotamiento y arriendo para pasto.

Pero el cuidado de la finca a lo largo del tiempo ha sido muy deficiente: las plantaciones de álamos blancos, sauces y chopos se destruyen por el ganado y el acotamiento tarda en realizarse. Entre los trabajos realizados en la finca destaca la construcción de una presa en 1691 en un lugar denominado El Chopo de la gitana.

El Porcal en la actualidad
El Porcal en la actualidad

Si hacemos balance de los beneficios de esta tierra, que solía arrendarse cada 9 años, proporciona a Madrid entendemos que son considerables: hay caza y pesca, abundante leña (aunque estaba prohibida la corta del taray, el arbusto más común de la zona) pastos y se van haciendo a cuentagotas una repoblación de arboles de Ribera. El 20 de mayo de 1845 don Juan Antonio Isaías se dirige al Ayuntamiento de la Villa de Madrid para comprar el soto del Porcal y convertirlo en una vega fértil y habitada, el informe es halagüeño, se inocua el oportuno expediente, lo que provocó el desencuentro de pagarés suscriptos por Don José Ame, tomando posesión el 30 de diciembre de 1868 don José Arredondo como representante del comprador.

Si siendo soto fue apreciado, otro tanto ocurrió cuando se transformó en finca agrícola y se introducen el regadío mediante un canal que toma las aguas del río Jarama en una presa situada entre el Píul y El Palancar. La mayor transformación agrícola la cometió el propietario Manuel Suardíaz. La toma en 1914, al quebrar la fábrica azucarera de La Poveda, que la tenía en arrendamiento. Desde 1914 a 1969 los nuevos dueños intensificaron las labores agrícolas y ganaderas, en ella llegaron a vivir más de 50 familias que pasaron de la centena en la posguerra, sobre todo en épocas de recolección pero a mediados de los 70 la extracción de áridos ha provocado una gravísima agresión al medio ambiente. En 1969 la con la compra la Compañía Industrial y de abastecimientos que empezó la extracción de áridos pasando después a propiedad de Aripresa que continuó la citada extracción hasta que casi no hay tierra de cultivo.

estanco-el-porcal
Estanco de El Porcal

Ignoramos cuando se abrió la cantina (del señor Luis) y la tienda de comestibles, surgidas para mitigar la dura vida del campo. Incluso había estanco.

Famosas eran las fiestas de San Pedro, en las que participaban todas las familias. Las escuelas estaban en la casa del árbol y Maria Luisa se encargaba de organizar a los niños. Don Eduardo pasaba consulta con ayuda de Don Fernando el practicante. Don Eutiquio era el cura y Don Martín enseñaba a tocar la guitarra a los niños.

Cantina de El Porcal
Cantina de El Porcal

 

En tiempos de racionamiento esta tierra tenía asignadas todas las cartillas de racionamiento del municipio allí se tenían que desplazar los vecinos a retirar su correspondiente ración de género, estipulada por la comisaría de abastecimientos y transportes, previo corte del cupón correspondiente de cada artículo. Desde 1943 hasta el año de inauguración del pueblo hizo las veces de capitalidad del municipio, al estar instalados en El Porcal el Ayuntamiento, la escuela y la capilla que suplía a la iglesia parroquial. Este oratorio ya se menciona en 1670, cuando aparece la compra de un frontal y un misal. En 1752, el arrendatario Juan Moreno, de Madrid, recibe en depósito los los útiles religiosos para que allí pueda celebrarse culto. Además, a solicitud del mayordomo de propios, se adquiere un crucifijo dos candelabros, paños de Damasco, vinajeras, atril y se pagan los gastos ocasionados por los oficios religiosos. El encargado del culto era el prebístero de Arganda, Francisco del Castillo, que se desplazaba hasta la finca en caballería. Durante la invasión francesa fue suspendido el culto y saquearon el oratorio. En 1813, el presbítero argandeño solicita el nombramiento de un capellán que, ya en 1819, expone las necesidades más urgentes. Se requiere además la instalación de una campana, desaparecida a causa de un incendio. Un escritor acuerda también reparaciones en el edificio y la instalación de una pequeña buhardilla que resguarde la campana.

Los sucesivos capellanes van habilitando el inmueble y dotándolo con peticiones al Ayuntamiento, de todo lo necesario para satisfacer las demandas espirituales de los lugareños. En 1858 el conde de Villalobos, comisario de las Casas Consistoriales, acuerda la venta de enseres de la casa del soto del portal y que se atienda con su importe a la adquisición de una campana para la Ermita del Santo Cristo de La Oliva, situada en el paseo de Atocha.

El Colegio de San Ildefonso sería el destinatario de efectos y ornatos de la Capilla del Porcal que, al cabo de muchos años, volvió a tener Iglesia. Don Manuel Suardíaz la construyó durante los años de la Segunda República, con casa para el cura. La emplazó en el kilómetro 1 de la carretera entre el puente de Arganda y Chinchón, entre las emisoras de radio nacional.

El 20 de septiembre de 1903 nació en la casa del árbol el torero Marcial Lalanda, en 1914 toreó su primera becerra en El Porcal.

marcial-labanda
Marcial Lalanda

 

Al llegar el frente de la Guerra Civil el 7 de febrero de 1937, las líneas de fuego de ambos contendientes se trazaron dentro de la finca, por lo que la iglesia con todos los demás edificios quedó destruida. Después de la guerra nadie se encargó de levantarla de nuevo y en su lugar el dueño habilitó un local para la capilla, donde se celebraban las correspondientes ceremonias liturgicas a cargo de los sacerdotes de Arganda.

La casa de la perla
La casa de la perla

 

El 15 de Mayo de 1941 el dueño de la finca organiza las fiestas en honor a San Isidro, que sufraga los festejos de los años siguientes, con festejos taurinos y encierros que después se suprimieron para evitar daños a los cultivos cuando se escapaban los toros.

Juegos populares en las fiestas
Juegos populares en las fiestas

En 1944 el Ayuntamiento se ubica en la finca de El Porcal y se adopta como patrón del pueblo a San Isidro, declarando el día 15 de Mayo abonable y festivo.

De cuando en cuando el local hizo las veces de iglesia parroquial del municipio, hasta el tantas veces señalado 23 de julio de 1959. No obstante la capilla siguió funcionando atendida por el párroco del pueblo, hasta mediados de los 70, cuando el número de vecinos casi desaparece .

Cura-de-el-porcal-Martin
Comunión en El Porcal con Don Martin

 

El Porcal, equipo de futbol
El Porcal, equipo de futbol

 

En el año 1972 la finca El Porcal fue adquirida por la empresa Aripresa, para la explotación de áridos, actividad que en la actualidad continúa. Las lagunas que dicha explotación minera ha ido dejando, han conformado con el paso del tiempo un singular ecosistema, donde crían y recalan en sus movimientos migratorios multitud de especies de aves, habiéndose transformado en un humedal de importancia nacional según la clasificación de 1997. Según los datos del Anuario Ornitológico de Madrid, 1996, editado por la Sociedad Española de Ornitología podemos afirmar que las lagunas del Porcal han constituido en los últimos 10 años la zona húmeda más importante de la Comunidad de Madrid para la avifauna.

Noticias sobre el porcal:
Una empresa de Rivas cierra tres caminos vecinales de una finca
Un oasis ecológico entre polvo y camiones
Información adquirida de:
Crónicas de Rivas-Vaciamadrid MI PUEBLO, de Agustín Sánchez Millán
HISTORIA DE RIVAS-VACIAMADRID, DE FRANCISCO DE PABLO TAMAYO
Proyecto Mamut

[/et_pb_text][et_pb_gallery admin_label=”Galería” fullwidth=”off” show_title_and_caption=”on” show_pagination=”on” background_layout=”light” auto=”off” hover_overlay_color=”rgba(255,255,255,0.9)” caption_all_caps=”off” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid” gallery_ids=”185,193,34,194,79,188,192,187,186,88,99,32,87,200″] [/et_pb_gallery][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Titulo
Facha de revision
Nombre
El Porcal, Rivas Vaciamadrid
Autor
5
facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Autor entrada: carlosmonedero

2 thoughts on “El Porcal, Rivas Vaciamadrid

    buy_cialis

    (06/12/2016 - 09:04)

    buy cialis, for organic aromatherapy oils to profit.

    QUIQUE SANTOS

    (14/09/2016 - 07:57)

    Buenos días.Comentar que me he emocionado viendo estas fotos de la finca el Porcal y me han venido muchos recuerdos a mi memoria.Nací en la finca en el año 1970 y pasé los mejores años de mi vida en ella hasta el año 1985.teníamos colegio-Medico-practicante-cura y todo tipo de vendedores ambulantes que pasaban por allí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *