Una breve historia de Rivas

Quiero empezar este relato homenajeando a los maltratados Don Quijote y Sancho Panza que en Rivas están escondidos tras unos setos ocultos a la vista de todos menos de una persona que, incansablemente, les fotografía. Pero, en vez de ocultar el lugar del que no quiero...